Balaitus o Pico Moros

Muros vertiginosos de granito, cretas puntiagudas, glaciares, todo un espectáculo visual para el montañero que visita este paraje. Mundo diabólico de obeliscos dislocados como la definió Henry Russell.