El Portalet

Portalet d'Aneu (también llamado El Portalet, en aragonés O Portalet dera Nieu), es un puerto fronterizo de montaña entre España y Francia a 1794 metros de altitud, poniendo en comunicación los valles de Tena (Huesca) y Ossau (Bearn). Su vertiente española pertenece al municipio aragonés de Sallent de Gállego, constituyendo además el lugar de nacimiento del río Gállego.

A 1.794 m. de altitud, lO km. al norte de Sallent de Gállego, el Portales de Aneu ha sido desde siempre mojón fronterizo importante, clave en el tránsito entre el valle de Tena y de valle de Ossau. Surge como una típica agrupación comercial aneja al paso fronterizo, fenómeno similar al de otros pasos pirenaicos como Dancharinea, pero no repetido en el Pirineo Aragonés. Once grandes tiendas ofrecen un comercio muy especializado, con variedad de productos, entre los que destacan frutas, vinos y licores, artesanía y textiles. En el lado francés oficina de cambio, restaurante y venta de productos locales con especial atención al queso.

Se justifica como un posible efecto término para un abundante número de franceses en el recorrido longitudinal y altitudinal del valle de Ossau. Con el efecto añadido, interesante, de no haberse Visto afectado en absoluto su movimiento por la apertura de fronteras. La carretera de Laruns al Portalet, abierta a finales del siglo XIX, soporta un intenso tráfico en los meses veraniegos. Permanece abierta durante el invierno, pero por la cantidad de innivación y los frecuentes aludes que se producen en las fuertes pendientes de la vertiente francesa, se cierra en algunas fechas concretas, después dr las grandes nevadas.

El apelativo d'Aneu lo recibe del nombre de un pico, el Aneu (2364 metros), que se yergue en las inmediaciones del collado.

La vía de comunicación que discurre por el Portalet adquiere la denominación de A-136 según la red española de carreteras, enlazando en su otro extremo con la N-260 a la altura de Biescas. El tramo francés corresponde a la D-934, que enlaza con la D-918 a la altura de Laruns. El paso de Portalet suele permanecer cerrado durante el invierno, debido a la gran abundancia de nieves que cubren el paraje.

Junto a las antiguas aduanas de Portalet, aún perduran diversos establecimientos y bazares donde se venden souvenirs y productos típicos de ambos países, muy concurridos por los visitantes.